• Coro de Cámara de Madrid
  • Coro de Cámara de Madrid
  • Coro de Cámara de Madrid
  • Coro de Cámara de Madrid
  • Coro de Cámara de Madrid

Coro de Cámara de Madrid Visitar web >

Sábado 26 de junio - 21:00h

La herencia de Josquin y la nueva polifonía del siglo XVI

En el pasado, el enclave estratégico que ofrece la localidad soriana de Medinaceli ha propiciado multitud de acontecimientos históricos de gran relevancia, hechos que la han convertido en un lugar privilegiado a los ojos de la historia.

Todo ello se materializa de manera especial en la creación de la Casa Nobiliaria de Medinaceli, cuyo condado fue fundado por el rey Enrique II de Castilla en 1368, siendo elevado a ducado por la Reina Isabel la Católica en el año 1479, y con grandeza de España desde 1520.

Fiel reflejo de todo ello es el Palacio Ducal escogido como sede del Festival Medinaceli Música Antigua, MMA, en su primera edición. El Palacio comenzó a construirse en el año 1625, procurando convertirse en digna sede de una de las familias más importantes y poderosas del país, y por tanto dignificando al municipio con su existencia.

En la actualidad Medinaceli puede considerarse dentro de la denominada España vaciada. Los cambios sociales ocasionados desde el siglo XIX hasta nuestros días la han despoblado considerablemente y la han ido relegado a la decadencia económica y al olvido de su grandeza. Deseamos revertir esta inmerecida situación, devolviéndole a su esencia el enorme brillo cultural que la hizo tan grande en sus días de esplendor, y convirtiendo estos valores culturales en un nuevo motor social y económico.

En esta línea, el Festival nace con la intención de dar cuenta testimonial de la importancia musical y cultural emanada de la fundación de la Casa Nobiliaria de Medinaceli, sin olvidarnos de sus raíces, de su entorno y de sus relaciones, siendo al mismo tiempo modelo y receptora de influencias externas. Con su creación proponemos la investigación, difusión y puesta en valor del patrimonio musical derivado de todo ello, facilitando su conocimiento, comprensión e interpretación, a través de conciertos, charlas, encuentros y toda clase de actividades encaminadas a estos mismos fines.

Es por ello que, para la puesta en marcha del proyecto, y para nuestro primer concierto, el Coro de Cámara de Madrid ha preparado un repertorio concebido con dos pilares fundamentales: la figura del compositor Josquin des Prés y el Cancionero de Medinaceli.

Durante el año 2021 se celebra el 500º aniversario de la muerte del compositor franco-flamenco Josquin des Prés. Siendo una figura musical internacional de primera magnitud, Josquin es un músico que requiere de una importante revisión. Se conocen pocos datos de su biografía, y su catálogo aún se encuentra plagado de dudosas atribuciones. Por eso, representa para nosotros una figura perfecta para comenzar nuestra andadura en el MMA, puesto que simboliza la dirección de nuestros objetivos: poner nuestro granito de arena para clarificar la aportación de los grandes compositores del pasado.

Otro tanto pasa con el famoso Cancionero de Medinaceli, recopilación manuscrita de piezas musicales españolas realizada en la segunda mitad del siglo XVI. De nuevo estamos ante un documento excepcional plagado de incógnitas, empezando por la propia vinculación con la Casa de Medinaceli. Siendo de gran valor histórico y artístico, es menos conocido e interpretado que otros cancioneros de características similares. Además de ofrecer una muestra de algunas de las piezas más desconocidas del cancionero, queremos poneren evidencia el alcance y la enorme influencia que ejerció Josquin con sus obras, mucho después de su muerte, en la música europea en general y en la española en particular, influencia que aún se puede rastrear al inicio del siglo XVII.

La Música en la Europa del Humanismo. Coro de Cámara de Madrid

Con las piezas seleccionadas del catálogo de Josquin deseamos ofrecer, de manera condensada, una muestra lo más completa posible de sus aportaciones musicales.

Siendo muy diferentes entre sí, tanto en el delicioso motete religioso Ave María, como en las dos chansons Mille regretz y Déploration sur la mort de Jean Ockeghem, o en sus dos frottole In te Domine speravi y Scaramella va alla guerra, podemos rastrear una interesante carga emocional, un uso dramático de los textos y un dominio absoluto de las nuevas técnicas compositivas desarrolladas y puestas en circulación por la escuela franco-flamenca: la homofonía y el contrapunto imitativo.

En el motete religioso en latín a cuatro voces Ave Maria, Josquin explora el sentimiento religioso y la profundidad espiritual sin renunciar a la dulzura, el intimismo, la belleza melódica y la complejidad imitativa.

Las dos chansons propuestas representan dos hitos en su producción. Ambas están escritas, por supuesto, en francés. En Mille regretz se nos presenta el tema del amor. La fascinación que el emperador Carlos V de Alemania y I de España sintió por esta canción la convirtió en una obra realmente especial, fuente de influencia e inspiración constante para otros muchos compositores. Por su parte, la Déploration es un tributo musical al insigne compositor Jean Ockeghem, que posiblemente fue su maestro, tributo en el que procura poner de manifiesto lo aprendido de él, intentando imitar su estilo.

Las frottole representan la exploración de Josquin en este nuevo género aparecido en Italia. Son un preludio al futuro madrigal. In te Domine speravi es de temática religiosa y está en latín y en italiano, mientras que Scaramella va alla guerra, íntegramente en italiano, puede considerarse la armonización de una típica canción de taberna. En ambas composiciones Josquin logra darle fuerza a los textos, señalando emociones diferentes con la misma maestría.

Precisamente la carga expresiva, la chispa dramática y el uso de las técnicas polifónicas nacidas en la primera escuela musical renacentista de la zona franco-flamenca son las huellas que podemos rastrear con facilidad en las piezas seleccionadas del Cancionero de Medinaceli.

Aunque vinculadas a autores andaluces del siglo XVI, representan una buena muestra de la música profana de la época. Proponemos varias piezas de Francisco Guerrero, una de su hermano mayor Pedro Guerrero, otra de Ortega y otra pieza de autor desconocido, todas profanas, en castellano y de temática amorosa, salvo en el caso de la canción espiritual Dulcísima María, también de Francisco Guerrero. De nuevo se trata de autores que necesitan de una profunda revisión historiográfica y musicológica.

Francisco Guerrero representa el culmen de la polifonía renacentista española junto con Victoria y Morales. A diferencia de ellos, cultivó la música profana con excelentes resultados, y sin detrimento de sus obras religiosas. Su catálogo aún se encuentra en revisión, y el testimonio que nos ofrece el Cancionero de Medinaceli, junto con otras fuentes, es crucial para fijar su estilo. De Pedro Guerrero, hermano del anterior, y posiblemente su primer maestro de música, se conserva lo suficiente para advertir su enorme altura musical, pero desgraciadamente son muy pocas las piezas que nos llegan de su mano. Lo conocemos principalmente por las transcripciones que de él realizaron para vihuela algunos de los músicos del siglo XVI más destacados de este instrumento: Esteban Daza, Miguel de Fuenllana o Diego Pisador entre otros.

Es muy posible que algunas de las obras anónimas del Cancionero de Medinaceli pudieran atribuirse también a su autoría. De Ortega el Cancionero sólo nos facilita una pieza en toda la colección. Son muy pocas las referencias a este compositor. Ni siquiera podemos concretar su nombre. Hay ciertas referencias de un tal Francisco Ortega en otras fuentes que nos puede hacer pensar que se trata de la misma persona. Pues que me tienes, Miguel tiene la peculiaridad de presentar un texto donde una mujer se queja en primera persona de estar desatendida de su marido.

La pieza anónima, Corten espadas afiladas, también presenta cierta peculiaridad, pues mezcla el castellano y el latín (al modo de las ensaladas) en una obra donde se desprecia a los que extienden rumores malintencionados sobre la reputación de un hombre, mezclando, así mismo, fragmentos de aire más profano con trozos similares a música religiosa, más recogida, recitada como si de una salmodia se tratara.

Victor Guarnido, musicólogo

Francisco Ruiz Montes, director  

Estudió Piano y Composición en los conservatorios superiores de Granada y Málaga, así como Musicología en la Universidad de Granada. Posteriormente se especializó en el ámbito de la dirección coral, en el que se ha formado de la mano de maestros como Alfred Cañamero, Peter Neumann, Johan Duijck, Vasco Negreiros o Martin Schmidt, en diversos cursos y masterclasses seguidos en España, Francia e Italia. Como profesor de Armonía y Análisis musical, desarrolla su labor docente en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, y es además profesor asociado en el Departamento de Música de la Universidad Autónoma.

Francisco Ruiz Montes, director
Francisco Ruiz Montes, director. Foto: Pablo F. Juárez

Aparte de dirigir como invitado varios grupos corales y orquestales, ha sido director titular de Cantate Domino, del Orfeón de Granada y del Coro de la Universidad Complutense, así como subdirector del Coro de la Universidad Autónoma. Actualmente es director del Coro de Cámara de Madrid y del grupo vocal Salix Cantor.

Programa

La herencia de Josquin y la nueva polifonía del siglo XVI en el V centenario de la muerte de Josquin des Prés

I - Obras de (o atribuidas a) Josquin des Prés:

Josquin Desprez: In te Domine speravi, frottola a 4
Ave Maria, motete a 4
Mille regretz, chanson a 4

C. de Morales: “Kyrie” de la Misa “Mille regretz”, a 6

Josquin Desprez: La Deploration sur la mort de Jean Ockeghem, a 5
Scaramella va alla guerra, frottola a 4

II – Música profana del cancionero de Medinaceli

Francisco Guerrero: Selección de canciones a 3 y 4 voces : Dexó la venda, el arco y el aljava
Tu dorado cabello
Fresco y claro arroyuelo
Esclarecida Juana
Prado verde y florido

Pedro Guerrero: Oh, más dura que mármol a mis quejas, canción a 4

Ortega: Pues que me tienes, Miguel, villanesca a 4

Anónimo: Corten espadas afiladas, canción a 4

Entradas

Entrada general: 10 € por concierto

Las entradas se abonarán en taquilla el día del concierto.

Puede hacer su reserva a través de nuestro correo electrónico, indicando nombre y apellidos, para que conciertos reserva y cuantas entradas necesita.

Reserve sus entradas

Conciertos Ver programación >

Ensemble Fonteviva
Viernes 25 de junio - 21:00 h

Ensemble Fonteviva

Madrigales y Canzonette de los Siglos XVI y XVII

Exordium Musicae
Domingo 27 de junio - 11:30 h

Exordium Musicae

Música íntima. Sonatas para violín y clave del siglo XVIII

Salix Cantor
Domingo 27 de junio - 20:30 h

Salix Cantor

Facciam' un gioco! - Juegos y entretenimientos en las comedias madrigalescas del Renacimiento italiano.